2019 © Literato, Tienda de Libros

Literato, Tienda de Libros

  • Los dias de Somoza

    ¿Dónde estaban los personajes de este libro el 19 de julio de 1979? Anastasio Somoza Debayle, el dictador; Anastasio Somoza Portocarrero, el hijo; y Dinorah Sampson, la amante, se encontraban en altamar, en su lujoso yate rumbo a Las Bahamas debido a que el subsecretario de Estado, Warren Christopher anuló la invitación para que el derrocado presidente fijara su residencia en Estados Unidos.
    El capitán Justiniano Pérez, el guardia, estaba esa mañana en el aeropuerto Las Mercedes (hoy Augusto C. Sandino), en medio de una multitud histérica --guardias y somocistas-- esperando un vuelo que nunca llegaría desde El Salvador a rescatarlos. Para el comienzo de la tarde, cuando se comenzaron a oír balaceras por las cercanías, huyó, huyeron, del lugar a buscar refugio donde se pudiera. El aeropuerto quedó desierto. Poblado sólo por las armas y uniformes que los militares abandonaron en su precipitada transformación a “civiles”. Mientras tanto, Domingo Sánchez, Chagüitillo, el sindicalista, esperaba en su casa de la Colonia Nicarao el rumbo que tomarían las cosas. No salió ni a celebrar ni a curiosear.

    La madrugada de ese mismo día, Dora María Téllez, la guerrillera, se encontraba en las cercanías de Ciudad Sandino, sobre la carretera, con toda la tropa que se trajo de León y Chinandega. A esa hora entregaba el mando de las fuerzas del Frente Occidental a Leopoldo Rivas. Esta fue la tropa que entraría primero al búnker de Somoza, en la Loma de Tiscapa.
    Al mediodía, pero en Monimbó, Masaya, Alberto Gutiérrez, Macho Negro, el esbirro, era conducido por una multitud furiosa hacia la esquina suroeste del colegio Don Bosco donde el muro de una casa serviría de paredón para el pelotón que lo fusiló ese día.
    Fue un día intenso.

    Los días de Somoza busca retratar un tiempo convulso y sus personajes a través de perfiles y entrevistas que se entrecruzan y se separan. ¿Qué tienen en común un Macho Negro y un Charrasca? ¿Una Dora María Téllez y un Justiniano Pérez? Un tiempo. Un tiempo que los enfrentó, pero sobre todo los definió como lo que fueron y como lo que son. Y ese tiempo estuvo determinado, en gran medida, por un hombre, Anastasio Somoza Debayle, y un sistema, el somocismo.
  • Secretos de Confesión

    ecretos de Confesión es un libro donde el periodista Fabián Medina retrata la historia reciente de Nicaragua a través de una serie de entrevistas de profundidad a los principales protagonistas. Presidentes, como Daniel Ortega, Violeta Barrios de Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños; jefes del Ejército como los generales Humberto Ortega y Joaquín Cuadra; deportistas como Alexis Argüello; escritores, como Pablo Antonio Cuadra y Gioconda Belli, cantantes como Hernaldo Zúniga y Carlos Mejía Godoy, periodistas, obispos y otros son abordados en un lenguaje íntimo en algún momento clave de su vida.
    La promesa del autor es que en cada entrevista los personajes contarán algún secreto que jamás antes habían revelado en su vida.
  • Sara

    Sara y Abraham viven nómadas «por reinos hostiles, tierras inhóspitas o tan lejanas como Egipto, siguiendo las indicaciones que el Mago transmite regularmente a Abraham. A la edad de ochenta y nueve años, anuncian que ella dará a luz a un hijo que convertirá a Abraham en tronco de innumerables generaciones, lo que despierta la burla y la incredulidad de la mujer. Tras la senda de esta mítica historia, el autor nicaragüense construye un divertimento genial desde el lúcido e irreverente punto de vista de la mujer, una figura procedente de la Biblia aunque vestida con el ropaje de la sensibilidad femenina actual. Esta novela tiene el ritmo de las historias antiguas contadas al calor del fuego. Narrada con sentido del humor y mucha inventiva, dramatiza y dibuja nuevas aristas sobre la base de una historia sagrada muy conocida
  • Margarita, está linda la mar

    Una novela perfecta, rebosante de nobleza. Una obra excepcional que fue galardonada con el Premio Alfaguara de novela de 1998.

    Por el ganador del Premio Cervantes 2017.

    1907. León, Nicaragua. Durante un homenaje que le rinde su ciudad natal, Rubén Darío escribe en el abanico de una niña de nueve años uno de sus más hermosos poemas: «Margarita, está linda la mar...».

    1956. En un café de León, una tertulia se reúne desde hace años, dedicada, entre otras cosas, a la rigurosa reconstrucción de la leyenda del poeta. Pero también a conspirar. Anastasio Somoza visita la ciudad, en compañía de su esposa, doña Salvadorita. Está previsto un banquete de pompa y boato. Habrá un atentado contra la vida del tirano, y aquella niña del abanico, medio siglo más tarde, no será ajena a los hechos.

    Sergio Ramírezlogra, enMargarita, está linda la mar, que toda la historia de su país quepa en una cumplida metáfora de realidad y leyenda. En un lenguaje cuya brillantez subyuga al lector, con ráfagas de humor e ironía que asombran por su precisión poética, la acción va tramando caminos de medio siglo entre los dos niveles del relato, creando un continuo temporal entre el pasado y el presente que parece pe...

2019 © Literato, Tienda de Libros Todos los derechos reservados
Online
Literato, Tienda de Libros