2019 © Literato, Tienda de Libros

Literato, Tienda de Libros

  • Madame Bovary

    Una de las decimonónicas obras maestras de la literatura francesa, que continúa cautivando lectores. Insatisfecha de la cotidianidad de su vida como ama de casa, Emma Bovary se cuestiona día a día el sentido de su existencia. Es hasta que Rodolphe, un elegante hombre de mundo, la seduce cuando está convencida de que ha encontrado la razón vivir en esta pasión; sin embargo, le costará comprender que vive en un mundo ilusorio de amores y riquezas falsos.
  • MOBY DICK

    «El lector, sin duda algo aturdido por su larga navegación, se encuentra abrumado en el trágico final: más adelante, cuando vuelva a abrir Moby Dick, por el comienzo o no, aunque ya sepa todo el desarrollo, no dejará de sentirse de nuevo arrastrado por la voz de Melville a navegar de nuevo, páginas y páginas. Es eso, en definitiva, lo que hace que algunas raras obras sean verdaderamente “clásicas”, esto es, inolvidables y siempre nuevas.»
  • La llamada de lo salvaje

    Nos encontramos ante el prototipo del héroe americano que intentó experimentar en su vida aquello que escribía.
  • El gran Gatsby

    Jay Gatsby, el caballero que reina sobre West Egg, el anfitrión de las noches sin tregua, pero también el triunfador marcado por el trágico sino de una soledad no pretendida, es el arquetipo de esos años veinte que se iniciaron con la prohibición y discurrieron en el gangsterismo y la corrupción política organizada. Protagonista de una década que culminaría con la catástrofe de 1929, su imagen de esplendor no hace sino anunciar un drama inevitable. Triunfo de perpetua juventud, brillantez animada por el exceso, fueron también las constantes de la vida de Francis Scott Fitzgerald, quien nos ofrece en El gran Gatsby una de sus obras mayores.
  • El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha II

    Esta segunda parte se convierte en el cierre perfecto y medido de las ideas y aventuras ocurridas en el primer volumen; al tiempo que transforma una novela de caballerías en una obra maestra.
  • Don Quijote de la Mancha (Edición íntegra)

    El Quijote es sin duda alguna el buque insignia de las letras españolas; es leído, admirado y estudiado por millones de lectores de todas las lenguas y países. La historia de un viejo que confunde la ?cción con la realidad y que se inventa pasiones para afrontar sus días de madurez, nos hace re?exionar a todos sobre qué es realmente la cordura y a admirar los momentos, tanto de locura como de lucidez, del personaje, tan lleno de matices como de ocurrencias. Un hidalgo a?cionado a leer libros de caballerías pierde el juicio, se cree un caballero andante y sale en busca de aventuras. Su sueño inalcanzable es la bella Dulcinea. Como contrapunto, su genial escudero Sancho Panza, cuya personalidad se va formando y madurando a lo largo del relato. Nunca antes el uso de nuestro idioma alcanzó las cotas que logró el autor en esta obra.
  • Desayuno en Tiffany's

    Atractiva sin ser guapa, tras rechazar una carrera de actriz en Hollywood, Holly se convierte en una estrella del Nueva York más sofisticado; bebiendo cócteles y rompiendo corazones, parece ganarse la vida pidiendo suelto para sus expediciones al tocador en los restaurantes y clubes de moda, y vive rodeada de los tipos más disparatados, desde un mafioso que cumple condena y al que visita semanalmente, hasta un millonario caprichoso de afinidades nazis, pasando por un viejo barman secretamente enamorado de ella.
  • La vida de Lazarillo de Tormes, y de sus fortunas y adversidade

    En la medida en que el tema del hambre, precisamente en los tres capítulos primeros, evoluciona hacia el de la hipocresía en la segunda parte de la novela, se produce también el cambio de perspectiva en el protagonista: Lázaro deja de ser el muchacho que lucha activamente contra la crueldad y avaricia de sus amos para plegarse cada vez más a ellos; en esta misma medida se aleja del centro de la escena para reducirse a mero testigo y narrador. Al final del libro, Lázaro se vuelve a erguir en protagonista, cuando, adiestrado por la experiencia de su vida, acepta cínicamente su deshonrosa situación, convirtiéndose en un hipócrita como todos los demás, que es el único medio de vivir acomodado y tranquilo; y en esta misma aceptación forzada se asienta la piedra angular de la novela.
  • El Burlador de Sevilla

    Don Juan Tenorio es un noble sevillano de inicios del siglo XVII. Su carácter arrogante le lleva al atropello y al agravio de honores femeninos, de amistades, de los usos sociales de la época y hasta de la propia llamada del más allá.
2019 © Literato, Tienda de Libros Todos los derechos reservados
Online
Literato, Tienda de Libros